Palomas

Las palomas han adaptado su modo de vida para adecuarse a la vida de ciudad. Sin depredadores, su reproducción es indiscriminada y el crecimiento del número de individuos no tiene control.

Si bien no se trata de una especie agresiva, la convivencia con estas aves trae aparejado riesgos para la salud, problemas de higiene y olores, daños materiales y estéticos y todo tipo de molestias.

Las palomas son territoriales y suelen mantenerse en el lugar que colonizan durante generaciones. Resulta muy difícil echarlas del área una vez que la invadieron. En la zona colonizada formarán sus nidos, se alimentarán, se aparearán y reproducirán.

Los mayores problemas relacionados con las palomas se deben a sus excrementos. Estos son altamente corrosivos, por lo que deterioran todo lo que tocan (autos, fachadas, techos, estatuas, sistemas de aire acondicionado, etc.), pero también es el principal vehículo de contaminación y contagio de enfermedades, hongos, bacterias, gérmenes y más de 50 enfermedades que atacan al hombre y a las mascotas.

De todos modos no debemos olvidar que el número de casos de enfermedades contagiados por palomas es mínimo. No así las molestias ocasionadas por ellas.

Dado que se trata de una especie protegida, no está permitido matarlas, por lo que la única alternativa es ahuyentarlas. Si bien, a lo largo de la historia, se han probado incontables métodos de ahuyentamiento, lo cierto es que solo unos pocos dan un resultado a largo plazo.

Entre los métodos más efectivos se encuentra la colocación de redes. Un método caro y a la vez complicado que afecta la estética del lugar a tratar.

También existen “pinchos” de metacrilato o metal que suelen ser efectivos, pero cuya vida útil no es muy prolongada y, a la vez, conlleva el riesgo de que alguna paloma se enganche en ellos y muera, por lo que hay que retirarla del lugar (que la mayoría de las veces es  en altura).

Los equipos de ultrasonido suelen ser muy efectivos durante un tiempo, pero con el paso de los meses las palomas se acostumbran a soportar el efecto de las ondas y vuelven a colonizar el lugar.

Según nuestra experiencia, el único método absolutamente efectivo existente a este momento son las Ondas Complejas (ver apartado de Equipos de Ondas Complejas, en esta pág. Web).

Con la colocación de estos equipos, las palomas abandonan el lugar en un máximo de 10 días y no vuelven a la zona, mientras haya equipos funcionando.

Salud Ambiente le ofrece hacer un diagnóstico del lugar y buscar la mejor solución para su problema de palomas. Los procedimientos se adaptan de forma específica a cada cliente.

Volver

Trabajo personalizado
en base al conocimiento
de las necesidades y
preferencias de cada cliente

Contáctenos

Dirección

Av. Corrientes 980 5to F - CABA - Argentina

Teléfono

(+5411) 4326-0772
(+5411) 6795-2253

Email

info@saludambiente.com.ar